La asignatura Derecho Procesal Informático, apunta a cubrir la necesidad del colega en aproximarse a un conocimiento práctico de la profesión en lo que respecta a la práctica jurídico – procesal – informática. Conocimientos que indefectiblemente deberá adquirir para poder ejercer de manera íntegra. –

El progreso de las tecnologías de la información, entre las que se encuentran equipos, aplicaciones informáticas y las telecomunicaciones, han surtido tal efecto que en la actualidad no dudamos en decir que formamos parte de la Sociedad de la Información, y en una sociedad cómo esta, es condición indispensable para formarse, adoptar los cambios tecnológicos. –

En la Justicia Argentina, se encuentra en pleno vigor el “Expediente Digital”, alcanzado mediante la implementación de nuevas herramientas que la tecnología pone a disposición. El documento digital, la firma digital, el certificado digital, el domicilio electrónico y todas estas nuevas concepciones fueron motivadas con el objeto de lograr la despapelización de del Poder Judicial mediante la informatización, y, por ende, lograr mayor eficacia administrativa, un control de gestión más activo, proponerse la preservación del medio ambiente y procurar un ahorro significativo de recursos. Se ha tomado la trascendental decisión de implementar herramientas tecnológicas e informáticas a los fines de procurar agilidad en los plazos procesales como así también, eficiencia y transparencia al procedimiento judicial.

Consideramos que dichas herramientas no deben ser desaprovechadas. Deben ser utilizadas en todo su potencial conforme la gran cantidad de beneficios que trae previsto su uso para todas las partes involucradas en el proceso. –

Todo con el objeto de lograr un mejor funcionamiento del servicio de administración de justicia y lograr, por ende, la paulatina despapelización. –

Al dia de la fecha, y en lo que respecta al ejercicio de nuestra profesión, el formato papel está tendiendo a desaparecer dando lugar al formato electrónico-digital. En la práctica abogadil, los escritos, cedulas, mandamientos, oficios y un largo etcétera se pueden y deben confeccionarse, a través de los correspondientes Portales Web de la Justicia, con el objeto de luego ser remitidos por la web a los correspondientes juzgados y/o tribunales para su despacho, confronte o diligenciamiento. –

La utilización de las mencionadas herramientas trae aparejada ciertas implicancias técnicas que muchas veces escapan a los conocimientos, en materia de informática, de los involucrados en el proceso judicial. En esta asignación intentaremos, allanar el camino de esta nueva materia denominada Derecho Procesal Informático, que transforma profundamente el ejercicio habitual de la profesión. –